Posteado por: educacionfisicasupervision09tlaxcala | 4 noviembre 2009

La docencia es cosa seria, pero no solemne

Aparentemente en la sociedad actual el rol de maestros se centra en la calidad de un producto: “SER EL O LA MEJOR MAESTR@”. ¿Que es ser los mejores maestros? Pareciera, que ser los “mejores maestros” es tener la capacidad dar el mayor nivel académico, y sólo a ese nivel, dejando de lado el contacto humano.

Al vivir en una sociedad de consumo empezamos la carrera sin fin de ir adquiriendo bienes materiales, o sea el éxito. Y no es que esté mal preocuparse y ocuparse por la competitividad de los alumnos y alumnas,  que en muchos casos son las necesidades competitivas de los docentes, sólo que no puede ser solamente en este aspecto, ya que existen otros aspectos que también son esenciales y que se han ido descuidando en el transcurrir del tiempo y en el ejercicio de este rol.

Tiempo, testimonio de vida, disposición, cercanía; son algunos ejemplos de los aspectos que se han descuidado, en este devenir de la vida cotidiana profesional, y un aspecto muy importante que ha sido descuidado es el de ofrecer testimonio de vida de docente.

Bien podríamos preguntarnos: ¿Qué tiene que ver el dar testimonio de vida con el rol del docente? Es muy simple, al dar testimonio, se transmite la pasión, la entrega, el amor y el esfuerzo.

Aprender es divertido

Actualmente existe una gran dificultad para poder saber que está bien y que está mal en lo que es la docencia y más en nuestra función como docentes, y esta dificultad nace fundamentalmente de los cambios que se han venido dando en la concepción de lo serio y de lo solemne, los cuales son el resultado de las exigencias a las necesidades de la vida actual, dando por sentado que estas variaciones en los roles a jugar dentro de la docencia son indispensables para el desarrollo individual de cada un@ de las y los  miembros de la familia educativa.

Estos cambios en los roles probablemente han causado confusión en las distintas funciones que tiene el ser humano, y es que, el rol de ser docentes es el que no debe de sufrir cambios en su esencia, sino tal vez en la forma de llevarlo, porque el ser maestros es la esencia del rol y no necesariamente el rol es la esencia, ya que las distintas formas de ejercer este rol es lo que nos da la diferencia entre el ser maestros y ser solamente rol.

Y no solo esa exigencia, sin divertimento, que en ocasiones genera que la educación física se convierta en una clase solemne y estereotipada, esa que en ocasiones sólo se espera para salir del salón y hacer repelar a ese maestro que vemos con cachucha y silbato.

Si quieres saber más tema da clic en la siguiente frase:

La docencia es cosa seria pero no solemne

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: